Asesoramiento nutricional900 922 751
Oficinas / Comercial: 93 590 35 63 / 93 675 84 91

¿Por qué la Dieta Proteica es mejor que la Dieta Keto?

Categorías:
La Dieta Proteica

¿Por qué la Dieta Proteica es mejor que la Dieta Keto?

La dieta proteica, rica en proteínas se encuentra actualmente de moda. La idea de que funcionan estas dietas se encuentran muy extendidas porque consiguen una pérdida de peso real en quien la sigue. Pero, ¡cuidado! No todas estas dietas son saludables para tu organismo. ¿Quieres descubrir cuáles son sus similitudes, beneficios e inconvenientes de la dieta keto sobre la dieta proteica? y ¿por qué la dieta proteica es mejor que la dieta keto?

Si quieres adelgazar de manera sana es importante que entiendas la diferencia entre aquellas dietas proteicas desequilibradas que, generalmente, se siguen por cuenta propia y aquellos planes alimenticios avalados y guiados por expertos nutricionistas. El primer consejo es que ¡huyas de las famosas dietas milagro!

Tras analizar en profundidad dos de los regímenes más populares, la Dieta Proteica y la Dieta Keto, hemos elaborado un artículo comparativo donde te mostramos cuales son las similitudes y diferencias que hemos encontrado entre ellas, así como principales beneficios e inconvenientes. Nuestra ganadora es, sin ninguna duda, la Dieta Proteica.

¡Descubre por qué es mejor la dieta proteica para tu salud!

Similitudes entre la Dieta Proteica y la Dieta Keto

  • Son dietas cetogénicas. Como ambas son dietas con una baja ingesta de hidratos de carbono, provocan en nuestro organismo una reacción metabólica que se conoce como cetosis. A consecuencia de este déficit de aporte de carbohidratos, nuestro cuerpo inicia el proceso de cetosis, un estado metabólico en el cual nuestro organismo utiliza la grasa como fuente de energía en lugar de hidratos de carbono. De esta manera, dejamos de utilizar como fuente primaria de energía los glúcidos y somos capaces de oxidar grasas más fácilmente.
  • Baja ingesta de hidratos de carbono y lípidos. Esta premisa es fundamental para que aparezcan aquellos cuerpos cetónicos y cumplan la misión que hemos explicado en el punto anterior. Llegados a este punto, es importante remarcar lo que afirman la mayoría de nutricionistas, ya que existen varias dietas que nos inducen a este estado, con la finalidad de reducir grasa corporal, pero no todas ellas respetan nuestra salud. Por este motivo es imprescindible que nos pongamos en manos de especialistas en nutrición, que nos guíen a lo largo de todo el plan alimenticio y, en especial, en la adquisición de nuevos hábitos saludables.
  • Se mantiene la ingesta recomendada de proteína CRD. Es imprescindible que nuestro organismo ingiera un consumo óptimo de proteínas, puesto que son un macronutriente esencial para el correcto funcionamiento de nuestros músculos y otros tejidos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo diario entre 0,8 gramos y 1 gramo de proteína por cada Kg de peso corporal. Como es un tema que genera mucha controversia es importante destacar que no hay evidencias científicas que concluyan que aquellas dietas altas en proteínas sean perjudiciales para la salud. En cambio, médicos de la Universidad de Florida han detectado que “las dietas muy altas en proteína y ampliamente superiores a la cantidad diaria recomendada parecen beneficiar a la inmensa mayoría de personas, a excepción de aquellas con problemas médicos o de salud preexistentes”.
  • Reducen la sensación de hambre. ¿Por qué? Porque la función de las proteínas es la de inhibir aquellos receptores responsables de que tengamos apetito. Es una forma muy eficiente de no pasar hambre entre horas, con lo que se comerá menos. Además, ambas dietas aumentan el gasto calórico en reposo porque el cuerpo tiene que quemar más cantidad de energía para poder metabolizar las proteínas. Para que te hagas una idea, si para metabolizar los hidratos de carbono nuestro organismo utiliza de un 10% a un 15% de energía, para las proteínas emplea de un 25% a un 35%.

Inconvenientes y desventajas de la Dieta Keto versus la Dieta Proteica

  • En la Dieta Keto hay una restricción muy elevada del consumo de verduras y frutas. Éstas son imprescindibles para nuestro organismo, porque aportan minerales, vitaminas y la fibra que éste necesita para su buen funcionamiento. En la Dieta Proteica, y más concretamente si se sigue el Método Flash, no existe este tipo de restricción, pues somos muy conscientes de su alto valor nutricional.
  • No hay reducación alimentaria. La Dieta Keto es un plan alimenticio rutinario, que hace que el paciente la abandone en poco tiempo. Por el contrario, la Dieta Proteica aplicada según el Método Flash es mucho más que una dieta, es un estilo de vida. Los especialistas en nutrición que aplican esta metodología, además de brindar estrategias que te permitan la pérdida de peso, tienen como objetivo que asimiles nuevos hábitos de vida saludables y perdurables en el tiempo.
  • La Dieta Keto es monótona, pues sus principales nutrientes en todo el proceso son: la carne roja, lácteos, embutidos, el pescado y quesos. Se trata de alimentos que no debemos abusar, por ejemplo: embutidos, carnes rojas y quesos altos en grasa. En cambio, la Dieta Proteica según el Método Flash trata de introducir los alimentos de forma progresiva y variada en el tiempo, según la fase en la que nos encontremos.

Beneficios de la Dieta Proteica sobre la Dieta Keto

  • Rapidez: pérdida de peso de forma rápida y segura, reducción de volumen y de los tejidos.
  • Protección de la masa muscular: la piel se mantiene suave, no aparecen signos faciales de cansancio y se consigue un efecto estilizado, porque se elimina una mayor cantidad de grasa y, encima donde más de acumula.
  • Desaparece la sensación de hambre: para pasar a un estado de bienestar gracias a la formación de cuerpos cetónicos.
  • Retorno gradual al equilibrio alimentario, sin efecto rebote.
  • Posibilidad de alargar la dieta durante unas semanas más e incluso meses, gracias a los complementos que la acompañan (vitaminas y minerales), aconsejados siempre por un profesional de la nutrición.
  • Variedad de alimentos ricos en proteínas en diferentes presentaciones y sabores, dulces, salados, bebidas y snacks para cada momento del día.
  • Resultados evidentes y rápidos en la pérdida de peso, aportando mucha más energía al organismo.
  • Mejora global de la salud: con la Dieta Proteica se consigue perder peso y mejorar aquellos procesos relacionados con la hipertensión arterial, el azúcar en la sangre, niveles de colesterol y triglicéridos, así como el ácido úrico. Este hecho, la mayoría de veces, permite reducir e incluso suprimir el uso de medicamentos.
  • Aprendizaje de nuevos hábitos de alimentación: en cada fase de la dieta, se aprende una manera equilibrada de alimentarse, para que, al finalizar la dieta, se mantenga el peso ideal, con una conciencia sobre la alimentación más sana.

Si quieres perder peso de forma sana y, lo más importante, adquirir hábitos de vida saludables y que perduren en el tiempo ¡apuesta por la Dieta Proteica siguiendo el Método Flash! Da el primer paso hacia el cambio y ponte en contacto con nuestros expertos en nutrición. ¡Solicita tu dieta personalizada!