dieta disociada

DIETA DISOCIADA

¿Has decidido ponerte a dieta y crees que la mejor opción es seguir una dieta disociada para adelgazar? ¿Piensas que esta sería una buena opción? En este artículo te explicamos todos los secretos de este tipo de dieta, considerada como una de tantas “dietas mágicas” o también llamada “dieta milagro”. Esta Dieta Disociada se empezó a popularizar en las primeras décadas del siglo XX.

Además, te facilitaremos un menú completo y claves de la dieta disociada; junto con toda la información necesaria para que puedes ser consciente, tanto de sus beneficios (o eso apuntan sus defensores) como de sus contraindicaciones, que se encuentran respaldadas por la comunidad de nutricionistas. Por ultimo te brindaremos una de las grandes alternativas para esta dieta disociada, que es la llamada Dieta Proteica.

¿Qué es una Dieta Disociada?

Existen muchos tipos de dieta disociada, pero todas estas, tienen una cosa en común. Todas ellas te prometen lo mismo, el adelgazar en un tiempo récord. Pero, ¿realmente es cierta esta premisa? Y, además, siguen una misma metodología. La dieta disociada se basa principalmente, en el fundamento de que los alimentos no contribuyen al aumento de peso por sí solos, si no al consumirse según determinadas combinaciones. ¿Pero realmente existen estas incompatibilidades entre los alimentos?

Una dieta disociada nunca mezcla en la misma comida diferentes tipos de hidratos de carbono (pasta, arroz, pan, maíz, patatas, entre otros) y proteínas (carne, pescado, huevos, lácteos, legumbres, entre otros). ¿Por qué? Porque sus seguidores consideran que si se mezclan estos grupos de alimentos en un mismo menú o en una misma comida no se favorece a la correcta asimilación de todos los nutrientes por parte de nuestro organismo. Es por este motivo, que consideran que somos más proclives a padecer ciertos problemas digestivos y a tener exceso de grasa en nuestro cuerpo.

Algunos ejemplos de Dieta Disociada son:

  • La dieta de Hay
  • La dieta de Montignac
  • El régimen de Antoine
  • El régimen de Shelton
  • La dieta Hollywood
  • La dieta Beverly Hills.

En Dietflash consideramos que la dieta disociada carece de fundamento, porque se basa en un falso principio muy absurdo, tal y como afirman los expertos en nutrición, pero este es un tema que abordaremos más adelante.

¿Cuáles son las claves de una Dieta Disociada?

Como todo tipo de dieta, tiene sus reglas o peculiaridades que cabe seguir al pie de la letra para, supuestamente, conseguir todos los beneficios que prometen. Es así, que sabemos que dentro de las claves y recomendaciones básicas de una dieta disociada, tenemos principalmente los siguientes:

  • Es sumamente prohibido mezclar en un menú, cualquier tipo de hidrato de carbono con proteínas.
  • Tampoco se puede combinar proteínas con el almidón.
  • La fruta siempre se debe comer sola y con el estómago vacío.
  • No se pueden mezclar, frutas ácidas, con frutas dulces, es por este motivo que es muy importante saber diferenciarlas.
  • Se supone que no existen límites en relación con las cantidades de los alimentos, ya que al consumirlos de forma separada se evita la absorción y utilización de la energía y de los nutrientes que contienen.
  • Se debe evitar el consumo de alcohol y de café. Solo se puede beber agua mineral.
  • Se debe cocinar cualquier tipo de carne a la plancha o al vapor.
  • Se debe cocinar cualquier tipo de pescado a la plancha o al vapor.
  • Los productos lácteos se deben tomar a media mañana o para merendar y deben ser desnatados.
  • Los frutos secos se deben de ingerir a media mañana o a media tarde

La dieta disociada es efectiva para perder peso en poco tiempo, porque la mayoría de este tipo de dietas suelen ser hipocalóricas. Cabe destacar que es una dieta que se debe implementar en pocos días, y siempre bajo supervisión médica, porque de lo contrario nuestro organismo podría sufrir problemas demasiado severos.

Menú de una Dieta Disociada

A continuación te brindamos un menú de Dieta disociada, donde te especificamos todo lo que deberás de tener en cuenta para realizar una dieta disociada de forma correcta, respetando principalmente todas y cada una de las ingestas diarias, ya que cada una de ellas tiene su propia función.

  •  Desayuno: Como esta, es considerada la ingesta más importante del día, se dice que debe estar cargada de energía, por lo tanto lo que se recomienda es comer carbohidratos, frutas o verduras.
  • Media mañana: Los seguidores de esta dieta disociada recomiendan comer frutas o carbohidratos a eso de las 10:30h-11:00h.
  • Comida: Se aconseja comer carbohidratos, ya que nuestro organismo los digiere mucho mejor que por la noche.
  •  Merienda: Se debe seguir lo que se haya comido en el almuerzo. Es decir, si se ingiere un alimento proteico en el almuerzo, se debe comer también proteínas a media tarde.
  • Cena: Se debe ingerir proteínas, que promueven la masa muscular, y evitar los carbohidratos en esta franja horaria. ¿Por qué? Porque es un grupo de alimentos que es difícil de digerir y además nos afectaría directamente a la calidad de nuestro sueño.

Argumentos en contra de la Dieta

Disociada

Como la mayoría, este es un tipo de dieta que promete perder peso en un tiempo récord; Tiene sus defensores, al igual que sus detractores, donde se encuentran principalmente, toda la comunidad científica. Y ahora es donde entenderemos el por qué.

Tal y como hemos comentado anteriormente, la dieta disociada se basa en la premisa de dividir los alimentos y no mezclar alimentos glúcidos, alimentos proteicos y alimentos neutros en una misma comida, porque consideran que nuestro sistema digestivo no se encuentra bien preparado para procesar los tres tipos a la vez y de esta manera no se logra obtener todos los nutrientes a la vez.

Consideran que cuando mezclamos distintos tipos de alimentos, nuestro organismo almacena una gran cantidad de azúcar, que se convierte posteriormente en grasa y, por lo tanto, engordamos, es por este motivo que proponen un menú estricto diario, en el que puedes comer diversas comidas, pero donde es importante dividir los alimentos y no mezclarlos; Pero realmente ¿Tiene esto alguna base científica? La respuesta es, que evidentemente, no la tiene.

En primer lugar, no existen alimentos puros, que contengan solamente un tipo de nutriente. Es decir, no existen alimentos que solo tengan hidratos de carbono, proteínas o solo tengan grasas. Por ejemplo, las legumbres son muy ricas en proteínas, pero también son muy ricas en hidratos de carbono. O el pan, que se considera un hidrato de carbono, pero también contiene entre un 7% y un 10% de proteínas. Y lo mismo ocurre con todo tipo de alimentos. Esta evidencia científica ya pone entre la espada y la pared la eficacia de la Dieta Disociada, que se basa en un falso principio.

En segundo lugar, la dieta disociada también se basan en la falsa creencia, de que no hace falta poner límites al consumo de alimentos energéticos, porque si se consumen de forma separada nuestro organismo lo asimila correctamente y no nos engorda. Y, efectivamente,  esto no es verdad y por lo tanto no es así. Es se debe a que el funcionamiento de nuestro sistema digestivo siempre es el mismo, sin distinción del origen de los nutrientes.

En resumen, la dieta disociada supone una gran trampa comercial. Es verdad que este tipo de dietas adelgazan, pero esto es porque se trata siempre de dietas hipocalóricas, lejos de resultar sanas y equilibradas para nuestro organismo. Sin duda, concluimos reafirmando que la dieta disociada no supone ninguna ventaja para nuestro organismo, por lo tanto creemos que se pueden adoptar otras medidas más saludables para poder perder peso.

La Dieta Proteica, una Alternativa a la Dieta Disociada

¿Quieres perder peso de forma saludable e instaurar unos buenos hábitos alimentarios en tu vida? La alternativa más segura, avalada por los nutricionistas, es la Dieta Proteica. Consiste en un plan de alimentación basado en la ingesta de alimentos ricos en proteínas mediante la eliminación de los hidratos y los excesos de grasa de nuestro organismo, responsables del incremento de peso.

Además, la diferencia está en que te permite adelgazar de manera rápida y segura, sin perder masa muscular o líquidos. Otro de sus beneficios es que, mediante la dieta proteica, se puede reducir considerablemente el riesgo de padecer diversas patologías así como tener controlado el colesterol y la hipertensión.

En DietFlash Medical cuidamos tu salud y te enseñamos hábitos de alimentación saludables. Cada persona es única, es por ello que te ofrecemos un plan personalizado basado en distintos beneficios de la Dieta Proteica  que garantiza una pérdida de peso saludable. ¿Quieres perder peso de forma sana y aprender a comer? Nosotros te ayudamos con el asesoramiento personalizado de nuestro equipo de nutricionistas.

Para lograr tus objetivos con éxito, conoce nuestros productos normoproteicos, bajos en glúcidos y lípidos, así como numerosos complementos alimenticios y nutricosméticos naturalesinfórmate en nuestra pagina web y ponte en contacto con nosotros

¡Empieza una vida saludable!